Blog de Borja Fdez. Burgueño

Blog especializado en derecho administrativo, derechos humanos, asilo y protección internacional.

Refugiada marroquí embarazada

Sentencia de la AN 36/2017 de 23 de enero de 2017 (ROJ: SAN 231/2017)

ANTECEDENTES DE HECHO

Solicitante de asilo marroquí que alega persecución por motivos de género al quedarse embarazada fuera del matrimonio ya que en Marruecos las relaciones sexuales extramatrimoniales están castigadas con pena de cárcel. No obstante, cuando es convocaba a la entrevista de instrucción, no acude.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Los solicitantes de asilo tienen el deber de colaborar con la instrucción del expediente, lo que les obliga a acudir a la entrevista, en caso de que sean convocados.

“A ello se suma que la incomparecencia de la interesada a la entrevista para la que fue citada implica el incumplimiento del deber de colaboración que se exige a todo solicitante de protección internacional”

La AN asume el criterio de la OAR y sostiene que, dado que la legislación penal marroquí en materia de relaciones sexuales extramatrimoniales no se aplica, la solicitante no puede fundar su solicitud en un precepto sin relevancia práctica.

“Por otra parte, recuerda el instructor que, si bien el artículo 490 del Código Penal marroquí califica como tipo delictivo las relaciones sexuales ocurridas fuera del matrimonio, condenadas con penas de cárcel de hasta un año, se trata de una legislación hipócrita de mínima aplicación. Las relaciones sexuales fuera del matrimonio son habituales en Marruecos, como lo evidencia el número creciente de madres solteras existentes en dicho país, así como la importancia del aborto clandestino. A la luz de la información recabada de diversas fuente -que se citan en el informe- una de las características del Estado marroquí es que su legislación es dura en la regulación de cuestiones como las relaciones sexuales extramatrimoniales, así como en otras cuestiones del ámbito privado, de la intimidad de los ciudadanos; pero esa legislación no es aplicada siempre que impere la discreción.“

OBSERVACIONES: la AN no debería recurrir al criterio de “la discreción” para valorar el grado de persecución. No se puede exigir a una persona que actúe con discreción en ámbitos tan personales como su vida sexual y menos aun cuando la solicitante está embarazada.

FALLO: DESESTIMAR

Ver comentario de la sentencia en su contexto:

El comentario a esta sentencia se encuentra en el boletín de jurisprudencia de protección internacional de CEAR

portada primer trimestre 2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en febrero 28, 2018 por en Derecho de los Refugiados y etiquetada con , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: