Blog de Borja Fdez. Burgueño

Blog especializado en derecho administrativo, derechos humanos, asilo y protección internacional.

Retrasos en la instrucción de la OAR de una solicitud de asilo (Costa de Marfil)

Sentencia del TS 2339/2016 de 02 de noviembre de 2016 (ROJ: STS 4753/2016)

– Excmo. Sr. D. Pedro José Yagüe Gil

Antecedentes de hecho:

Solicitante denegado de Costa de Marfil.

Fundamentos de Derecho:

El silencio negativo se configura como una herramienta a favor de los solicitantes en los casos en los que la instrucción de la OAR se retrasa.

“La ley tiene ideado el mecanismo del silencio negativo como forma de paliar los retrasos administrativos en la resolución de los expedientes, y ello en favor de los administrados, que pueden así acudir a los Tribunales para que estos impongan la decisión que corresponda.”

A la hora de resolver una solicitud se han de tener en cuenta las circunstancias actuales del país de origen y no aquellas imperantes en el momento de la solicitud.

“La STJUE de 2 de marzo de 2010 se refiere al cambio de circunstancias en el país de origen (…), admitiendo la posibilidad de tomar en consideración circunstancias sobrevenidas para mantener la protección internacional concedida, aun cuando hayan cesado las que inicialmente determinaron la concesión de esa protección.

La sentencia impugnada da una respuesta completa (y muy estudiada desde el punto de vista jurisprudencial) a este problema de si a la hora de resolver sobre la solicitud de asilo deben tenerse en cuenta los datos históricos existentes cuando se presentó la solicitud o los existentes cuando el expediente se resuelve. Y cita sentencias de este Tribunal Supremo (v.g. de 9 de diciembre de 2005 -casación 6315/2002 -; de 22 de septiembre de 2006 -casación 6350/2003 – y de 8 de noviembre de 2007 -casación 2681/2004 -), en que se decidió la aplicación como hechos relevantes de aquellos existentes en el momento de la solicitud; pero concluye que la más reciente doctrina (v.g. sentencias de 27 de diciembre de 2012 -casación 1630/2012 -; de 26 de octubre de 2012 -casación 2609/2012 ; de 21 de mayo de 2012 -casación 4102/2011 -), y, en concreto, en materia de permanencia en España por razones humanitarias (v.g. sentencias de 23 de mayo de 2012 -casación 4699/2011 -; de 22 de junio de 2012 -casaciones 6085/2011 y 4112/2011 -; de 29 de junio de 2012 -casaciones 5935/2011 y 5594/2011 -, y de 31 de octubre de 2014 -casación 407/2014 -), se ha de valorar la situación realmente existente en el país de origen del solicitante de asilo o de permanencia en el momento en que se dicta la resolución.”

El TS vuelve a remarcar que las posiciones del ACNUR son de una validez indiscutible.

El TS no acepta como indicios de persecución ni la situación general de inestabilidad del país de origen ni los eventos ocurridos a familiares si no se consiguen vincular de forma concreta y específica sobre el recurrente.

“Al contrario, la inexistencia de indicios se deduce en principio de las propias razones que el interesado dio cuando solicitó el asilo (por cierto, por segunda vez, habiendo dejado firme una primera denegación), que fueron que en su país, Costa de Marfil, sigue habiendo problemas; que su hermano y su primo desaparecieron (diciembre de 2016) llevados por la gente de Gbagbo, no teniendo noticias de ellos desde entonces; que la situación sigue estando muy inestable, ya que se siguen produciendo hechos graves debido a los ajustes de cuentas, y que su madre le dice que ha tenido que abandonar Abidjan y mudarse a Ghana. Como se ve, en este relato no se describe una persecución concreta y específica sobre el recurrente.”

OBSERVACIONES: El TS adopta una postura desacertada al excluir la situación del país de origen y los eventos ocurridos a familiares como pruebas indiciarias, ya que la ley de asilo no exige que el solicitante haya sufrido ninguna persecución individualizada en el pasado, sino que exista un temor fundado a ser perseguido en el futuro. En este sentido, la información de país de origen (COI) y los acontecimientos ocurridos a personas del entorno del solicitante han de ser considerados como indicios válidos para valorar la concesión de la protección internacional. Cosa bien distinta es que estos indicios sean considerados suficientes o no, pero, en todo caso, no han de ser excluidos de plano.

FALLO: no ha lugar

Ver comentario de la sentencia en su contexto:

El comentario a esta sentencia se encuentra en el boletín de jurisprudencia de protección internacional de CEAR, disponible online en: https://www.cear.es/sections-post/servicio-juridico/

portada segundo semestre 2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en noviembre 1, 2017 por en Derecho de los Refugiados y etiquetada con , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: