Blog de Borja Fdez. Burgueño

Blog especializado en derecho administrativo, derechos humanos, asilo y protección internacional.

Solicita asilo por ser homosexual en Marruecos

Sentencia de la AN de 422/2016 de 7 de octubre de 2016 (ROJ: SAN 3735/2016)

Antecedentes de hecho:

Marroquí que había sufrido discriminación por parte de vecinos y familiares y ataques físicos (su hermano le lesionó en la cabeza con un cuchillo) por su condición de homosexual y que temía acudir a la policía porque en Marruecos la homosexualidad está penada.

Fundamentos de Derecho:

La AN considera que la homosexualidad no es un motivo de persecución en Marruecos porque es “tolerada” de facto, a pesar de que el código penal marroquí disponga penas de 6 meses a 3 años y multas de 11 a 110 € y que se hayan aplicado dichas penas en algunos casos.

Se refiere al hecho de que su familia y vecinos le discriminan por su condición de homosexual, lo que no es causa de asilo (…) las autoridades marroquíes no persiguen, de facto, la homosexualidad. No describe, en ningún momento persecución por parte de las autoridades del país. Lejos de ello habla de un hipotético miedo a que las autoridades conozcan su condición de homosexual y le persigan por ello

OBSERVACIONES: Sumándonos a la doctrina mayoritaria y más avanzada[1], la mera tipificación de las conductas homosexuales constituye un elemento suficiente para considerar que el país de origen no puede ofrecer la protección necesaria ante actos de discriminación y persecución por agentes terceros no estatales (en el presente caso: familia y vecinos). El criterio que parece seguir la AN, aunque sin citarla, es la sentencia del TJUE en los Asuntos acumulados C-199/12, C-200/12, C-201/12, en la que se señaló que, para considerar la mera tipificación de la homosexualidad como motivo de protección internacional, las penas tienen que ser efectivamente ejecutadas. No obstante, es necesario subrayar que el TJUE se estaba refiriendo en abstracto a la consideración de las penas como único motivo del temor fundado a ser perseguido. Ahora bien, cuando a la tipificación de la pena, a pesar de su escasa aplicación, se suman actos de persecución de agentes terceros no estatales, no se puede exigir al perseguido que acuda a las autoridades para buscar protección.

FALLO: desestimación.

[1] Díaz Lafuente, José. “El derecho de asilo por motivos de orientación sexual e identidad de género”. Revista de derecho político, 2014

Ver comentario de la sentencia en su contexto:

El comentario a esta sentencia se encuentra en el boletín de jurisprudencia de protección internacional de CEAR, disponible online en: https://www.cear.es/sections-post/servicio-juridico/

portada segundo semestre 2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en octubre 25, 2017 por en Derecho de los Refugiados y etiquetada con , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: