Blog de Borja Fdez. Burgueño

Blog especializado en derecho administrativo, derechos humanos, asilo y protección internacional.

Sentencia del TS sobre las órdenes de expulsión y la unidad familiar de los solicitantes de asilo

SENTENCIA DEL TS 1973/2016 DE 26 DE JULIO (ROJ: sts 3836/2016)

Antecedentes de hecho:

Se dicta una orden de expulsión contra un ecuatoriano en virtud del artículo 57.2 de la LOEx por antecedentes por malos tratos en el ámbito familiar y la existencia de una condena por un delito doloso a una pena de 1 año y tres meses de prisión. Una vez en el CIE, solicita protección internacional, incluyendo entonces como motivo de permanencia por razones humanitarias el ser padre de un niño de nacionalidad española residente en España.

Fundamentos de Derecho:

Los jueces ordinarios han de verificar si, dadas las circunstancias del caso concreto, la decisión de expulsión del territorio nacional de acuerdo con el art. 57.2 LOEx y el sacrificio que conlleva para la convivencia familiar es proporcional al fin que dicha medida persigue, que no es otro en el caso del que asegurar el orden público y la seguridad ciudadana. Por tanto, esta ponderación se ha de producir al tiempo de discutir la legalidad de la orden de expulsión y no puede alegarse por medio de una solicitud de protección internacional.

“La solicitud de asilo no puede convertirse en un mecanismo para eludir el cumplimiento de las previsiones en materia de extranjería ni para esquivar de las resoluciones administrativas firmes dictadas en los procedimientos de expulsión, convirtiéndose en un cauce alternativo y fraudulento para revisar las decisiones adoptadas con relación a extranjeros que ya residían en España y que han sido expulsados de nuestro territorio en aplicación de las normas de extranjería”

El hecho de ser padre de un menor español no es razón suficiente para conceder una autorización de residencia por razones humanitarias

“la simple alegación de ser padre de un menor de edad de nacionalidad española, sin acreditar ninguna otra circunstancia relacionada con la custodia, alimentos, residencia de su otro progenitor etc.., [no] puede ser evaluada como una causa de permanencia de carácter excepcional”

Para conceder la autorización de residencia por razones humanitarias no se exige que exista un vínculo “a un riesgo real de desprotección por razón de conflictos o disturbios graves de carácter político, étnico o religioso”

 “La permanencia por razones humanitarias debe estar fundada en circunstancias excepcionales que han de ser alegadas y acreditadas por quien las invoca, pero no necesariamente vinculadas con una situación de riesgo, conflicto o inestabilidad en el país de origen, pudiendo estar relacionadas con la situación personal del solicitante de asilo en nuestro país y la degradación o empeoramiento que le supondría su vuelta al país de origen.”

OBSERVACIONES: Esta sentencia corrige una tendencia equivocada a vincular las razones humanitarias bajo el artículo 46.3 de la Ley actual de Asilo 12/2009 con los requisitos del antiguo artículo 17.2 de la Ley derogada 5/1984. Las figuras de las “razones humanitarias” en una y otra ley no son equivalentes. Las razones humanitarias bajo la antigua Ley de asilo se aproximan más a la protección subsidiaria actual. Tanto es así que se previó un régimen transitorio para que aquellas personas que hubieran obtenido una autorización por razones humanitarias pudieran beneficiarse del derecho a la protección subsidiaria (ver Disposición Transitoria Segunda de la Ley 12/2009). Por el contrario, las razones humanitarias bajo la actual ley de asilo se configuran como un concepto jurídico indeterminado, independiente del asilo y de la protección subsidiaria y con sustancia y autonomía propia. Asimismo, las razones humanitarias en el marco del procedimiento de protección internacional tampoco se deben ver sometidas a los requisitos genéricos del artículo 126 del Reglamento de la LOEx, ya que el artículo 125 de dicho reglamento dispone que se concederá autorización de residencia conforme al artículo 46.3 de la ley 12/2009, sin la necesidad de que concurra ningún requisito adicional.

Fallo: No ha lugar.

Ver comentario de la sentencia en su contexto:

El comentario a esta sentencia se encuentra en el boletín de jurisprudencia de protección internacional de CEAR, disponible online en: https://www.cear.es/sections-post/servicio-juridico/

portada primer semestre 2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en abril 30, 2017 por en Derecho de los Refugiados, Uncategorized y etiquetada con , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: