Blog de Borja Fdez. Burgueño

Blog especializado en derecho administrativo, derechos humanos, asilo y protección internacional.

Sentencia del TS sobre una resolución de asilo de la que no se tiene constancia

SENTENCIA DEL TS DE 1 DE FEBRERO de 2016, N. REC.  2134/2015 (ROJ: STS 235/2016)

Antecedentes de hecho:

No hay constancia en el expediente de la resolución expresa por la que se deniega la protección internacional, sino una notificación de que ésta ha sido denegada. Se solicita la prueba de la resolución en primera instancia. La AN admite la prueba y solicita a la OAR la resolución por la que el Subsecretario de Interior, por delegación del Ministro, supuestamente había desestimado el asilo, pero la OAR no aporta nada.

Fundamentos de Derecho:

Teniendo en cuenta que la notificación firmada por el Director General de Asilo transcribía de forma literal la decisión denegatoria, la parte recurrente tuvo exacto conocimiento de la existencia de la misma y de la autoridad que la dictó.

FALLO: no ha lugar

– Voto particular de Excmo. Sr. D. Diego Córdoba Castroverde

Al que se adhieren: los Excmos. Sres. D. Pedro José Yagüe Gil y D. Eduardo Calvo Rojas.

Es cierto, tal y como afirma el voto mayoritario, que el Tribunal Supremo ha desestimado esta alegación en los casos que se le han planteado, afirmando que “si una comunicación dirigida por un funcionario en el ejercicio de su cargo deja expresa, clara y precisa constancia de la efectiva realización de un trámite o de la efectiva adopción de una resolución, aportando datos identificativos suficientes al respecto, ha de considerarse que esa indicación es correcta y responde a la verdad de los hechos […]” , pero no lo es menos que en dichas resoluciones se añade a continuación que frente a ello el interesado “ni pidió la ampliación del expediente al amparo del artículo 55 de la Ley de la Jurisdicción ni pidió la práctica de prueba”. En definitiva, esta línea jurisprudencial se basa en la falta de diligencia de la parte al tiempo de solicitar la aportación de la resolución original dictada por el órgano competente para ello.

Pero, tal y como ha quedado expuesto, este no es el caso que nos ocupa, pues el recurrente sí cuestionó su existencia y pretendió su incorporación en periodo probatorio sin conseguirlo, por lo que ninguna falta de diligencia o inactividad probatoria le es imputable, razón por la que no es posible utilizar dicha jurisprudencia para resolver el caso que nos ocupa.

OBSERVACIONES: En cierta medida, esta sentencia se contradice con la posterior STS de 10 de marzo de 2016, nº recurso 1601/2015. La principal diferencia entre una y otra es que en la STS de febrero la AN había admitido la prueba (aunque la OAR no aporta nada) y en la STS de marzo la AN había inadmitido la petición de prueba.

Ver comentario de la sentencia en su contexto:

El comentario a esta sentencia se encuentra en el boletín de jurisprudencia de protección internacional de CEAR, disponible online en: https://www.cear.es/sections-post/servicio-juridico/

portada primer semestre 2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en marzo 12, 2017 por en Derecho de los Refugiados, Uncategorized y etiquetada con , , .
A %d blogueros les gusta esto: