Blog de Borja Fdez. Burgueño

Blog especializado en derecho administrativo, derechos humanos, asilo y protección internacional.

LOS PROCESOS SOBRE FILIACIÓN, PATERNIDAD Y MATERNIDAD

REGULACIÓN[1]

De acuerdo con Armenta Deu[2], hasta la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil[3], ningún cuerpo legal procesal se ocupaba de estos procesos, incluyéndose tal normativa en el Código Civil. Tras la entrada en vigor de este texto, como indica Armenta Deu[4], se sigue recurriendo al Código Civil, pero las cuestiones procesales que conforman su naturaleza de procesos especiales se sitúan en el Capítulo III del título I, Libro IV de la LEC anteriormente mencionada. Siguiendo en esta línea, Juan Luís Gómez Colomer[5], matiza que, materialmente, la paternidad y filiación se regula en los artículos 108 a 141 del Código Civil, pero la LEC 1/2000 ha derogado los artículos 127 a 130, 134, II y 135 mediante la Disposición Derogatoria 2,1ª.

De acuerdo con el diario online especializado leyprocesal.com, estos procesos están justificados tanto en un hecho natural (basado en la procreación) como en un hecho jurídico (basado en la posesión de estado)[6]. El hecho jurídico, determina situación jurídica que una persona ocupa dentro de la familia. Se puede acudir a la filiación por determinación o impugnación de la paternidad y la maternidad “al ser sustituido el principio de jerarquía en la filiación por el de igualdad de los hijos de conformidad con nuestro texto constitucional”. Por tanto, como se verá en profundidad más adelante, nos encontraremos que tanto los progenitores como los hijos tienes legitimación, bien pasiva o bien activa, para reconocer o impugnar la filiación, paternidad o maternidad.

PROCESO ESPECIAL DE FILIACIÓN, PATERNIDAD Y MATERNIDAD

Jaime Guas y Pedro Aragoneses afirman que en materia de filiación, paternidad y maternidad, se dan también especialidades procesales[7]. La más importante, según estos dos autores, se refiere a la determinación legal de la filiación por sentencia firme[8], que se encuentra regulada en el Capítulo III del Título I del Libro IV, artículos 764 a 768 de la LEC y en las disposiciones generales del mismo título, concentrándose en los artículos 748 a 755 de la LEC. Este proceso especial es comúnmente denominado como “proceso de filiación”. Jaime Guas y Pedro Aragoneses matizan que hay que añadir un nuevo proceso, creado por la ley 42/2003 de 21 de noviembre, a raíz de la modificación del Código Civil en materia de relaciones familiares de los nietos con los abuelos, al que estos autores denominan como: “Proceso para la efectividad de los derechos reconocidos en el artículo 160 del Código Civil”[9].

CONCEPTOS GENERALES

Juan Luís Gómez Colomer[10], subraya que el proceso regulado en los artículos 764 a 768 LEC, responden a tres tipos de pretensiones diferentes que comparten un mismo denominador común. Afirma que este elemento común es la necesidad de que la filiación, paternidad o maternidad sean declaradas judicialmente, ante la imposibilidad de conseguir los efectos legalmente previstos utilizando los procedimientos registrales oportunos.

La determinación legal de la filiación por sentencia firme está regulada en el artículo 764 LEC. Este artículo establece que: “podrá pedirse de los tribunales la determinación legal de la filiación, así como impugnarse ante ellos la filiación legalmente determinada, en los casos previstos en la legislación civil.7 Los tribunales rechazarán la admisión a trámite de cualquier demanda que pretenda la impugnación de la filiación declarada por sentencia firme, o la determinación de una filiación contradictoria con otra que hubiere sido establecida también por sentencia firme. Si la existencia de dicha sentencia firme se acreditare una vez iniciado el proceso, el tribunal procederá de plano al archivo de éste.”[11]

Teresa Armenta Deu extrae tres normas que se aplican, en términos generales, a estos procesos. Estas tres normas son:

“1º La determinación de la filiación natural, paternidad y maternidad no necesita de la jurisdicción; el recurso a estos procesos tiene lugar cuando no sea posible obtener una inscripción o modificación registral en este sentido;

2º En estos procesos se ventilan materias muy heterogéneas, como corresponde al amplio espectro de acciones contempladas en los artículos 131 y ss. Del Código Civil

3º Los artículos 764 a 768 LEC recogen tan sólo las especialidades exclusivas de los procesos sobre filiación, paternidad y maternidad. En lo restante, rigen las normas contempladas en las Disposiciones Generales”[12]

  • ACCIONES CONTEMPLADAS EN EL CÓDIGO CIVIL PARA RECLAMAR LA FILIACIÓN, LA PATERNIDAD O LA MATERNIDAD

Atendiendo al orden de aparición en el Código Civil, nos encontramos con las siguientes acciones: (a) acción de declaración de filiación manifestada por la constante posesión de estado[13] (art 131 CC), (b) la acción de reclamación de la filiación, pero cuando falte la posesión de estado (art 132 CC), y (c) la acción para la reclamación de la filiación no matrimonial a falta de la respectiva posesión de estado (art 133 CC).

Acción de declaración de filiación manifestada por la constante posesión de estado

De acuerdo con el artículo 131 del Código Civil, “cualquier persona con interés legítimo tiene acción para que se declare la filiación manifestada por la constante posesión de estado. Se exceptúa el supuesto en que la filiación que se reclame contradiga otra legalmente determinada.”[14] Por tanto, a tenor del mencionado artículo, pueden ejercitarla cualquier persona con interés legítimo.

Desde el punto de vista del sujeto pasivo, hay que recurrir al artículo 766 LEC. EL artículo 766 reza que “en los procesos a que se refiere este capítulo [De los procesos sobre filiación, paternidad y maternidad] serán parte demandada, si no hubieran interpuesto ellos la demanda, las personas a las que en ésta se atribuya la condición de progenitores y de hijo, cuando se pida la determinación de la filiación y quienes aparezcan como progenitores y como hijo en virtud de la filiación legalmente determinada, cuando se impugne ésta. Si cualquiera de ellos hubiere fallecido, serán parte demandada sus herederos”[15]. Por  tanto, la legitimación corresponde a las personas a las que en ésta se atribuya la condición de progenitores y de hijo, cuando se pida la determinación de la filiación.

Acción de reclamación de la filiación, pero cuando falte la posesión de estado

Atendiendo a lo dispuesto en el artículo 132 del Código Civil, “a falta de la correspondiente posesión de estado, la acción de reclamación de la filiación matrimonial, que es imprescriptible, corresponde al padre, a la madre o al hijo. Si el hijo falleciere antes de transcurrir cuatro años desde que alcanzase plena capacidad, o durante el año siguiente al descubrimiento de las pruebas en que se haya de fundar la demanda, su acción corresponde a sus herederos por el tiempo que faltare para completar dichos plazos.”[16] De este precepto se atribuye la legitimación al padre, a la madre o al hijo.

Desde el punto de vista del sujeto activo se deduce del tenor del artículo 766 LEC que corresponde al padre, madre o hijo[17] (“las personas a las que en ésta se atribuya la condición de progenitores y de hijo”[18]).

Acción para la reclamación de la filiación no matrimonial a falta de la respectiva posesión de estado

La legitimación para la acción para la reclamación de la filiación no matrimonial a falta de la respectiva posesión de estado está regulada en el artículo 133 del Código Civil. Dicho artículo establece que “la acción de reclamación de filiación no matrimonial, cuando falte la respectiva posesión de estado, corresponde al hijo durante toda su vida[19]. Si el hijo falleciere antes de transcurrir cuatro años desde que alcanzare plena capacidad, o durante el año siguiente al descubrimiento de las pruebas en que se funde la demanda, su acción corresponde a sus herederos por el tiempo que faltare para completar dichos plazos”[20]. Por tanto, está legitimado el hijo durante toda su vida y sus herederos en las condiciones señaladas en el segundo párrafo del artículo 133 CC

ACCIONES CONTEMPLADAS EN EL CÓDIGO CIVIL PARA IMPUGNAR LA FILIACIÓN, LA PATERNIDAD O LA MATERNIDAD

Junto a las mencionadas acciones para reclamar la filiación, paternidad o maternidad, se encuentran las acciones para impugnar dichos estados.  En concreto, nos encontramos con las siguientes acciones de impugnación: la acción para la impugnación de la filiación contradictoria (artículo 134 CC), la acción de impugnación de la paternidad y de la correspondiente filiación inscrita (artículo 136 CC), la acción de impugnación de la maternidad, la acción de impugnación de la maternidad y de la correspondiente filiación inscrita s que corresponde al hijo (artículo 137), la acción de impugnación de la maternidad y de la correspondiente filiación inscrita s que corresponde a la madre (artículo 139 CC), las acciones de impugnación de la filiación paterna o materna no matrimonial existiendo posesión de estado en las relaciones familiares (artículo 140.2CC) y las acciones de impugnación de la filiación paterna o materna no matrimonial faltando la posesión de estado en las relaciones familiares (artículo 140.1).

Acción para la impugnación de la filiación contradictoria

La acción para la impugnación de la filiación contradictoria legalmente acumulada a las de reclamaciones anteriormente citadas, aparece regulada en el artículo 134 del Código Civil. El artículo 134 CC establece que “el ejercicio de la acción de reclamación, conforme a los artículos anteriores, por el hijo o el progenitor, permitirá en todo caso la impugnación de la filiación contradictoria”[21].  La legitimación corresponde tanto al padre como a la madre biológicos. En relación con la legitimación pasiva, están legitimados los que civilmente aparezcan como progenitores e hijo.

Acción de impugnación de la paternidad y de la correspondiente filiación inscrita

El artículo 136 del Código Civil enuncia que “el marido podrá ejercitar la acción de impugnación de la paternidad en el plazo de un año contado desde la inscripción de la filiación en el Registro Civil. Sin embargo, el plazo no correrá mientras el marido ignore el nacimiento[22]. Si el marido falleciere antes de transcurrir el plazo señalado en el párrafo anterior, la acción corresponde a cada heredero por el tiempo que faltare para completar dicho plazo. Fallecido el marido sin conocer el nacimiento, el año se contará desde que lo conozca el heredero.”[23] Por tanto, la legitimación corresponde al padre-marido o a sus herederos. Asimismo, a tenor del artículo 766 LEC, estarían legitimados desde la posición pasiva quienes aparezcan como progenitores e hijo.

Acción de impugnación de la maternidad y de la correspondiente filiación inscrita s que corresponde al hijo.

La impugnación de la maternidad y de la correspondiente filiación inscrita que corresponde al hijo se encuentra codificada en el artículo 137 del Código Civil. Dicho artículo afirma que “la paternidad podrá ser impugnada por el hijo durante el año siguiente a la inscripción de la filiación. Si fuere menor o incapaz, el plazo contará desde que alcance la mayoría de edad o la plena capacidad legal. El ejercicio de la acción, en interés del hijo que sea menor o incapacitado, corresponde, asimismo, durante el año siguiente a la inscripción de la filiación, a la madre que ostente la patria potestad o al Ministerio Fiscal. Si falta en las relaciones familiares la posesión de estado de filiación matrimonial, la demanda podrá ser interpuesta en cualquier tiempo por el hijo o sus herederos”[24]. Por tanto, el plazo de un año a partir de la inscripción cuenta a partir de alcanzar la mayoría de edad o la plena capacidad legal. La  legitimación activa se extiende a la madre o al Ministerio Fiscal.

Acción de impugnación de la maternidad y de la correspondiente filiación inscrita s que corresponde a la madre

La acción de impugnación de la maternidad y de la consiguiente filiación que corresponde a la madre, aparece regulada en el artículo 139 CC. Dicho artículo reza que “la mujer podrá ejercitar la acción de impugnación de su maternidad justificando la suposición del parto o no ser cierta la identidad del hijo”. Por tanto, la legitimidad corresponderá a la madre.

Las acciones de impugnación de la filiación paterna o materna no matrimonial existiendo posesión de estado en las relaciones familiares

El artículo 140.2 CC (“Cuando exista posesión de estado, la acción de impugnación corresponderá a quien aparece como hijo o progenitor y a quienes por la filiación puedan resultar afectados en su calidad de herederos forzosos. La acción caducará pasados cuatro años desde que el hijo, una vez inscrita la filiación, goce de la posesión de estado correspondiente”[25]) legitima activamente al hijo y los padres, así como a quienes puedan resultar afectados por la filiación en su calidad de herederos forzosos.

Las acciones de impugnación de la filiación paterna o materna no matrimonial faltando la posesión de estado en las relaciones familiares.

Las acciones de impugnación de la filiación paterna o materna no matrimonial faltando la posesión de estado en las relaciones familiares se encuentran reguladas en el 140.1, en el que se establece que “cuando falte en las relaciones familiares la posesión de estado, la filiación paterna o materna no matrimonial podrá ser impugnada por aquéllos a quienes perjudique”[26]. Por tanto, están legitimados activamente aquéllos a quienes perjudique la filiación paterna o materna no matrimonial faltando la posesión de estado en las relaciones familiares.

COMPETENCIA OBJETIVA Y TERRITORIAL

Las reglas de competencia objetiva y territorial responden a las normas generales. En los siguientes apartados se estudiará cómo se aplican estas normas generales a los casos concretos de determinación de la filiación, paternidad y maternidad.

Competencia objetiva

La competencia objetiva, en aplicación de las reglas generales, corresponde a los Juzgados de Primera Instancia de acuerdo con el artículo 85.1 LOPJ (“Los Juzgados de Primera Instancia conocerán en el orden civil: 1. En primera instancia, de los juicios que no vengan atribuidos por esta ley a otros juzgados o tribunales […]”[27])  y el artículo 45 LEC (“corresponde a los Juzgados de Primera Instancia el conocimiento, en primera instancia, de todos los asuntos civiles que por disposición legal expresa no se hallen atribuidos a otros tribunales. Conocerán, asimismo, dichos Juzgados de los asuntos, actos, cuestiones y recursos que les atribuye la Ley Orgánica del Poder Judicial”[28])

Competencia territorial

En cuanto a la competencia territorial, serán de aplicación los fueros generales de las personas físicas a tenor del artículo 50 LEC (“salvo que la Ley disponga otra cosa, la competencia territorial corresponderá al tribunal del domicilio del demandado y si no lo tuviere en el territorio nacional, será Juez competente el de su residencia en dicho territorio. 2. Quienes no tuvieren domicilio ni residencia en España podrán ser demandados en el lugar en que se encuentren dentro del territorio nacional o en el de su última residencia en éste y, si tampoco pudiera determinarse así la competencia, en el lugar del domicilio del actor. 3. Los empresarios y profesionales, en los litigios derivados de su actividad empresarial o profesional, también podrán ser demandados en el lugar donde se desarrolle dicha actividad y, si tuvieren establecimientos a su cargo en diferentes lugares, en cualquiera de ellos a elección del actor”[29]) o los que resulten de aplicar el artículo 53.2 LEC (“cuando hubiere varios demandados y, conforme a las reglas establecidas en este artículo y en los anteriores, pudiera corresponder la competencia territorial a los jueces de más de un lugar, la demanda podrá presentarse ante cualquiera de ellos, a elección del demandante”[30]) si son varios demandados.

BIBLIOGRAFÍA

Manuales de Derecho Procesal citados:

Armenta Deu, Teresa: Lecciones de Derecho Procesal Civil: Proceso de Declaración, Proceso de Ejecución y Procesos Especiales. 3º Edición.  Marcial Pons, Barcelona, 2007. Pág. 507-510

Guasp, Jaime; y Aragoneses, Pedro: Derecho Procesal Civil Tomo II. Parte especial: procesos declarativos y  de ejecución.  7º Edición. Thomson Civitas, Navarra, 2006, Pág. 329-340

Montero Aroca, Juan; Gómez Colomer, Juan Luís; Montón Redondo, Alberto; y Barona Vilar, Silvia: Manual Derecho Jurisdiccional II: Proceso Civil. 14º Edición. Tirant Lo Blanch, Valencia, 2005. Pág. 741-742

Montero Aroca, Juan; Gómez Colomer, Juan Luís; Montón Redondo, Alberto; y Barona Vilar, Silvia: Manual Derecho Jurisdiccional II: Proceso Civil. 16º Edición. Tirant Lo Blanch, Valencia 2008. Pág. 749-751

Legislación citada:

Código Civil Español

Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil

Ley 42/2003 de 21 de noviembre

Ley Orgánica del Poder Judicial LOPJ

Portales web jurídicos citados:

Noticias Jurídicas http://noticias.juridicas.com/

Ley Procesal http://leyprocesal.com

CITAS

[1] Montero Aroca, Juan; Gómez Colomer, Juan Luís; Montón Redondo, Alberto; y Barona Vilar, Silvia: Manual Derecho Jurisdiccional II: Proceso Civil. 14º Edición. Tirant Lo Blanch, Valencia, 2005. Pág. 741-742;; Guasp, Jaime; y Aragoneses, Pedro: Derecho Procesal Civil Tomo II. Parte especial: procesos declarativos y  de ejecución.  7º Edición. Thomson Civitas, Navarra, 2006, Pág. 329-340; Montero Aroca, Juan; Gómez Colomer, Juan Luís; Montón Redondo, Alberto; y Barona Vilar, Silvia: Manual Derecho Jurisdiccional II: Proceso Civil. 16º Edición. Tirant Lo Blanch, Valencia 2008. Pág. 749-751; Armenta Deu, Teresa: Lecciones de Derecho Procesal Civil: Proceso de Declaración, Proceso de Ejecución y Procesos Especiales. 3º Edición.  Marcial Pons, Barcelona, 2007. Pág. 507-510

[2] Armenta Deu, Teresa: Lecciones de Derecho Procesal Civil: Proceso de Declaración, Proceso de Ejecución y Procesos Especiales. 3º Edición.  Marcial Pons, Barcelona, 2007. Pág. 507

[3] Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil (Vigente hasta el 15 de Julio de 2015).

[4] Armenta Deu, Teresa: Lecciones de Derecho Procesal Civil: Proceso de Declaración, Proceso de Ejecución y Procesos Especiales. 3º Edición.  Marcial Pons, Barcelona, 2007. Pág. 507

[5] Montero Aroca, Juan; Gómez Colomer, Juan Luís; Montón Redondo, Alberto; y Barona Vilar, Silvia: Manual Derecho Jurisdiccional II: Proceso Civil. 14º Edición. Tirant Lo Blanch, Valencia, 2005. Pág. 741

[6] LEY PROCESAL: Procesos sobre filiación, paternidad y maternidad. En leyprocesal.com . Accedido el 09/04/15 http://www.leyprocesal.com/leyprocesal/dm/procesos-sobre-filiacion-paternidad-y-maternidad.asp?nombre=3536

[7] Guasp, Jaime; y Aragoneses, Pedro: Derecho Procesal Civil Tomo II. Parte especial: procesos declarativos y  de ejecución.  7º Edición. Thomson Civitas, Navarra, 2006, Pág. 329

[8] Guasp, Jaime; y Aragoneses, Pedro: Derecho Procesal Civil Tomo II. Parte especial: procesos declarativos y  de ejecución.  7º Edición. Thomson Civitas, Navarra, 2006, Pág. 329

[9] Guasp, Jaime; y Aragoneses, Pedro: Derecho Procesal Civil Tomo II. Parte especial: procesos declarativos y  de ejecución.  7º Edición. Thomson Civitas, Navarra, 2006, Pág. 329

[10] Montero Aroca, Juan; Gómez Colomer, Juan Luís; Montón Redondo, Alberto; y Barona Vilar, Silvia: Manual Derecho Jurisdiccional II: Proceso Civil. 14º Edición. Tirant Lo Blanch, Valencia, 2005. Pág. 741; Montero Aroca, Juan; Gómez Colomer, Juan Luís; Montón Redondo, Alberto; y Barona Vilar, Silvia: Manual Derecho Jurisdiccional II: Proceso Civil. 16º Edición. Tirant Lo Blanch, Valencia 2008. Pág. 749

[11] Artículo 764 Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil

[12] Armenta Deu, Teresa: Lecciones de Derecho Procesal Civil: Proceso de Declaración, Proceso de Ejecución y Procesos Especiales. 3º Edición.  Marcial Pons, Barcelona, 2007. Pág. 507-508

[13] Armenta Deu define posesión de estado como:

“Concepto público en que es tenido un hijo con relación a su padre natural, cuando este concepto se forma por actos directos del mismo padre o de su familia, demostrativos de un verdadero reconocimiento perfectamente voluntario, libre y espontáneo.” en Armenta Deu, Teresa: Lecciones de Derecho Procesal Civil: Proceso de Declaración, Proceso de Ejecución y Procesos Especiales. 3º Edición.  Marcial Pons, Barcelona, 2007. Pág. 509

[14] Artículo 131 del Código Civil

[15] Artículo 766 Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil

[16] Artículo 132 del Código Civil

[17] Armenta Deu, Teresa: Lecciones de Derecho Procesal Civil: Proceso de Declaración, Proceso de Ejecución y Procesos Especiales. 3º Edición.  Marcial Pons, Barcelona, 2007. Pág. 508

[18] Artículo 766 Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil

[19] De acuerdo con http://noticias.juridicas.com/ (accedido a día 08 de abril de 2015):

El “párrafo 1.º del artículo 133 declarado inconstitucional por STC 273/2005, 27 octubre («B.O.E.» 29 noviembre) y STC 52/2006, 16 febrero («B.O.E.» 16 marzo), en cuanto impide al progenitor no matrimonial la reclamación de la filiación en los casos de inexistencia de posesión de estado. STC Pleno 273/2005 de 27 Oct. (cuestión de inconstitucionalidad 1687/1998, en relación con el párrafo primero del art. 133 del CC, redactado por L 11/1981 de 13 May.) TC, Pleno, S 273/2005, 27 Oct. 2005 (Rec. 1687/1998) STC Pleno 52/2006 de 16 Feb. (cuestión de inconstitucionalidad 3180-2004, respecto al art. 133, párr. primero del Código civil)”

[20] Artículo 133 del Código Civil

[21] Artículo 134 del Código Civil

[22] De acuerdo con http://noticias.juridicas.com/ (accedido a día 08 de abril de 2015):

El “párrafo 1.º del artículo 136, en la redacción dada por la Ley 11/1981, de 13 mayo, declarado inconstitucional por Sentencia TC 156/2005, de 9 de junio («B.O.E.» 8 julio), en cuanto comporta que el plazo para el ejercicio de la acción de impugnación de la paternidad matrimonial empiece a correr aunque el marido ignore no ser el progenitor biológico de quien ha sido inscrito como hijo suyo en el Registro Civil (fundamento jurídico 3.º)”

[23] Artículo 136 del Código Civil

[24] Artículo 137 del Código Civil

[25] Artículo 140.2 del Código Civil

[26] Artículo 140.1 del Código Civil

[27] Artículo 85.1 LOPJ

[28] Artículo 45 LEC

[29] Artículo 50 LEC

[30] Artículo 53.2 LEc

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el enero 20, 2014 por en Derecho.
A %d blogueros les gusta esto: