Blog de Borja Fdez. Burgueño

Blog especializado en derecho administrativo, derechos humanos, asilo y protección internacional.

África y los Derechos del Niño

Durante la elaboración de los Derechos del Niño la mayoría de los países africanos sostuvieron que éstos no se podrían aplicar a su continente. Esta crítica fue una de las mayores dificultades previas a su entrada en vigor. Pero, ahora bien, ¿por qué se opusieron?

En la Convención de los derechos del Niño no sólo participaron los representantes de los gobiernos, expertos internacionales, representantes de las sociedades civiles y organismos internacionales directamente implicados en las cuestiones relativas a la infancia sino también muchas organizaciones no gubernamentales que se agruparon e hicieron diversas proposiciones al grupo de trabajo de las Naciones Unidas. Aunque las ONGs no se pueden considerar sujetos originarios del Derecho Internacional, ya que este papel  lo ostenta exclusivamente los Estados, en algunas organizaciones Internacionales se les permite tener derecho a voz, aunque no a voto. Ante esta amalgama de agentes, se buscó más el consenso que la impecabilidad jurídica y técnica de su contenido. Con el fin de confeccionar un correcto articulado jurídico de los Derechos del niño, tuvo que ser revisado por la oficina jurídica de las Naciones Unidas.Borja Fernández Burgueño

Aunque no todos los Estados participantes en su elaboración apoyaron completamente los Derechos del Niño. Representantes del tercer Mundo, antes de que el proyecto se sometiese a la Asamblea General de las Naciones Unidas (máximo órgano de esta organización Internacional) cuestionaron su efectividad práctica. Sostenían que no serían aplicables en sus respectivos países. Afirmaban que la mejora de la situación de los niños en sus territorios estaba directamente relacionada con la capacidad económica del Estado y plantearon la necesidad de crear un nuevo orden económico mundial. Así mismo, se opusieron al articulado de los Derechos del Niño puesto que sostuvieron que éste reflejaba un punto de vista occidental de los mismos y no se podía extrapolar a países con otras realidades alejadas de las de los Estados occidentales. Los Estados Africanos defendían unos Derechos del Niño más acordes con sus propias tradiciones. Ante este planteamiento, las Naciones Unidas reconocieron que “la visión de la infancia proyectada en la Convención puede ser considerada muy occidental”. Por este motivo, algunas disposiciones de este tratado, como por ejemplo la de la relación con la relación paterno-filial, no han conseguido el acuerdo absoluto. Finalmente, este problema fue resuelto estableciéndose que «si bien es cierto que el ejercicio de ciertos derechos depende de los medios disponibles, sólo tomando consciencia de sus prerrogativas inalienables y de sus ambiciones legítimas puede una población promover el desarrollo real de su sociedad» (Soroeta Liceras, Juan. Derecho Internacional de los Derechos Humanos).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en diciembre 14, 2011 por en Derecho, Derechos Humanos y etiquetada con , , .
A %d blogueros les gusta esto: